Landaluce confía en que Adif consiga restablecer la conexión ferroviaria antes de tres meses

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, se ha pronunciado esta mañana sobre el corte de las conexiones ferroviarias a causa de los daños producidos por el temporal de este fin de semana para solicitar a Adif que “ponga todos los medios disponibles a su alcance para que las reparaciones sean lo más efectivas y ágiles posibles”.

En este sentido, Landaluce ha agradecido que Adif haya tomado esta necesidad como una prioridad, destinando para su subsanación los medios precisos, dada la urgencia de dejar sin posibilidad de tráfico ferroviario a una población de 300.000 habitantes y al mayor puerto de España y del Mediterráneo.

Así, el primer edil ha confiado en que el plazo previsto de tres meses pueda ser reducido finalmente, en tanto que este corte de la línea supone una dificultad añadida para el tráfico de mercancías que genera el puerto de Algeciras.

En otro orden de cosas, el regidor algecireño ha vuelto a rechazar que se destinen a los trayectos de Algeciras, los trenes que, según la secretaria general de Transportes del Gobierno de España, “han salido rana” y que “estaban dando problemas en Extremadura”, exigiendo que se revierta esta decisión y se incorporen nuevos trenes, aprovechando para ello el tiempo en que la línea permanecerá cortada.

“Algeciras y el Campo de Gibraltar merecen, como mínimo, las mismas prestaciones en servicios que cualquier otro lugar de nuestro país, por lo que no podemos consentir que para acallar una queja de Extremadura, se nos castigue a nosotros por parte del Gobierno de España”, ha manifestado Landaluce.

El alcalde ha incidido en que “durante los últimos años, muchos hemos sido los que hemos reclamado y exigido mejoras en la conexión ferroviaria de Algeciras y nos hemos alegrado cuando han comenzado las obras de renovación y electrificación de la red Algeciras-Bobadilla, eje de doble prioridad dentro de los corredores Mediterráneo y Atlántico de la Red Transeuropea de Transporte”.

Así, ha señalado la importancia de seguir ahondando en el plan previsto por el Gobierno anterior con una inversión prevista de 350 millones de euros, a los que se suman otros 90 millones destinados a mejorar las laderas de la red a la altura de Almargen, lo que permitirá dar una mayor estabilidad y seguridad a la vía.