El despido de un trabajador de CTA obedece únicamente a criterios de productividad

En relación al despido de un trabajador de la empresa ALGESA-CTA, prestadora del servicio de autobús urbano en la ciudad, el teniente de alcalde delegado de Movilidad Urbana, Francisco Javier Rodríguez Ros, ha explicado que la rescisión de esta relación laboral obedece a una decisión adoptada por la dirección de la compañía, que responde únicamente a criterios de operatividad, productividad y de buscar la mejor solución para equilibrar las cuentas del servicio.

Concretamente, este trabajador llevaba sin acudir a su puesto laboral 576 días, y justo cuando se produce la suborrogación del servicio por parte del Ayuntamiento, solicita el alta y la incorporación para en ese mismo momento, reclamar y comenzar a disfrutar los más de 70 días de vacaciones que había acumulado. Asimismo, se había producido ya una duplicidad de los puestos de trabajo, por lo que se tomó por parte de la gerencia de CTA la decisión de optar por el despido por causas objetivas, tal y como marca la legalidad vigente en materia laboral.

Además, se da la circunstancia de que la antigua dirección de CTM quiso proceder tiempo atrás a materializar este despido, pero no pudo llevarlo a cabo al encontrarse la empresa en concurso de acreedores.

El edil señala que “desde este equipo de Gobierno somos estrictamente escrupulosos con el destino que tiene cada céntimo de los algecireños, e intentamos ofrecer los mejores servicios. La ciudadanía ha de ser consciente de que con su dinero se pagan los sueldos de un gran número de trabajadores públicos, excelentes profesionales que cumplen a diario con su cometido acudiendo, como es obligado, a sus puestos, por lo que no es lógico que se mantengan en el tiempo situaciones de improductividad, sin que haya mediado ningún otro tipo de condicionante por medio”.