Fondos Europeos busca local en el barrio de la Caridad para ofrecer un espacio de co-working

La delegación de Fondos Europeos, bajo la dirección de la concejal Yëssica Rodríguez, ha sacado a licitación el alquiler de un local en el Barrio de la Caridad para poner en funcionamiento un espacio de co-working para profesionales que quieran desarrollar alguna iniciativa empresarial. El proyecto se enmarca en la Estrategia Dussi, Barrio de la Caridad-Puerta de Europa, y está cofinanciada por Fondos Feder de la Unión Europea.
Según ha explicado la delegada, lo que se pretende es colaborar con aquellas personas que no cuentan con poder adquisitivo para disponer de su propio espacio, ofreciéndole unas instalaciones compartidas con los requisitos necesarios para poner en marcha su proyecto. “Queremos ayudar a todos esos emprendedores que tienen iniciativas y que la falta de recursos les impide ponerlas en marcha, no sólo ya con ese espacio, sino con profesionales cualificados que les pueden asesor y ayudarles en sus primeros pasos en el mundo empresarial”, manifestó Rodriguez.
El local debe de estar en el ámbito del Barrio de la Caridad; tener unas dimensiones de entre 150 y 300 metros cuadrados; estar situado en planta baja y con fachada al exterior con ventanales o escaparates; y disponer de las condiciones necesarias para su utilización inmediata o con posibilidades de adecuación en un periodo máximo de mes y medio. El importe máximo anual será de 18.864 euros más el IVA correspondiente, valorándose -entre otras cosas- el coste a la baja, su emplazamiento, los metros lineales de fachada y el estado de conservación.
Por su parte, la delegada de Fomento, Montserrat Barroso, ha expresado su confianza en que haya muchos locales en la zona que reúnan las condiciones necesarias y ha animado a sus propietarios a presentarse a la convocatorio. “Es una apuesta que hace este Ayuntamiento por el emprendimiento y estamos convencidos de que la iniciativa va a ser muy buena para el Barrio de la Caridad”, manifestó.
En el local se dispondrá una sala de reuniones con capacidad para 10 personas; un espacio con 12 puestos de trabajo para alojamiento de emprendedores, y un punto de información y asesoramiento empresarial, donde habrá técnicos en disposición de colaborar en las distintas fases de creación de un proyecto empresarial.