El Ayuntamiento propone la contratación de los proyectos para la videovigilancia del Barrio la Caridad a César Martín y Pedro Córdoba

El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha anunciado que el Ayuntamiento ha propuesto contratar los servicios profesionales de consultoría y redacción de proyectos jurídico y técnico para la instalación de un sistema de videovigilancia para el Barrio la Caridad a César J. Martín López y Pedro Córdoba Osta, por importe de 5.400 euros y 15.000 euros respectívamente. Se trata de proyectos que se enmarcan en el ambito de seguridad ciudadana y control de tráfico, que están cofinanciados en un 80 por ciento por el programa operativo Feder pluriregional de España 2014-20.

El alcalde ha manifestado que esta actuación se engloba en el proyecto de revitalización del Barrio La Caridad, y viene a dar respuesta a una demanda ciudadana de mejorar la seguridad en ese entorno, que le han traslado en diversas reuniones La misma inquietud le fue puesta de manifiesto en encuentros con responsables de la Jefatura de la Polícía Local y de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en las que se determinó la necesidad de implantar un servicio de videoviglancia para seguridad ciudadana y para la gestión y control del tráfico en el dicho barrio.

Según explicó Landaluce, tras haberse valorado diversas alternativas, se constató que el Ayuntamiento carece actualmente de capacidad técnica propia para la redacción del proyecto que permita la actuación, dado que se trata de la tecnología punta en telecomunicaciones. Por tanto se acordó la contratación de servicios profesionales con acreditada experienca en el sector para preparar la documentación necesaria.

El proyecto jurídico tiene por objeto obtener la concesión administrativa de un servicio de videogilancia en el Barrio La Caridad como herramienta de apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, mediante la monitorización en tiempo real y con grabaciones de vídeo en continuo de diferentes áreas del barrio y sus aledaños, así como su posterior mantenimiento y renovación administrativa de dicha autorización por un periodo de cuatro años.

En cuanto al proyecto técnico, permitirá una certera definición técnica y económica del sistema, con la elección de los lugares adecuados para la implantación de la videovigilancia, selección de las cámaras más adecuadas a los fines que se pretenden, requisitos para su instalación, procedimientos para la transmisión de datos, y permisos necesarios.

Ambos proyectos deberán contar con la autorización de la Delegación de Gobierno en Andalucía.